Artículos
Por un 2014 Mejor - Por que nos merecemos un mundo mejor



Podrían ser los medios, las formas, o el corazón, podría hablar de lo que veo, de lo aparentemente parece, de lo que es y hasta de lo que sé,  pero, esto es para 2014, quería, quiero empezar el año de forma distinta a todo eso, a lo que vemos, a lo que nos hacen ver a lo que realmente importa y a todo lo que importa que lo han hecho desaparecer.

Podría señalar con el dedo y hasta seguro de no equivocarme si tirara la piedra, podría señalar uno a uno y deshilar toda la madeja y al final con el hilo en un rebullo, amontonado y manchado, podría ver que dentro de la madeja, no había nada.

Tan sencillo como complicado, lecturas de ayer, de hoy y tal vez de mañana, como quien no quiero citar dijo (Este país no lo va a reconocer ni la madre que lo pario)pero se equivocaba porque también estaba dentro de la cesta, porque en la cesta estamos todos y todos formamos parte de un Planeta llamado Tierra en el cual ni sabemos con certeza los años de existencia del propio hombre en ella, de cuantas veces en miles de años ha cambiado el rumbo de los acontecimientos partiendo de cero y a la vez con todos los errores anteriores para seguir.

Apenas unos años de historia y la mayoría de conductas y creencias se han asentado en el yo de una madeja que cada vez se ha ido haciendo más grande, atemorizando la propia existencia y aprovechando la confusión de tantos hilos mezclados; al final los colores no tienen importancia el yo se sigue guiando por intereses y los intereses han perdido la balanza por el sobrepeso.

La nada, no es otra cosa que desaparecer, no estar, no haber existido el cuerpo ni el alma, es decir permanecer oculto estando presente, o simplemente permanecer presente estando oculto y seducir a un yo con la implacable certeza del que el propio yo caerá en las tentaciones de la propia supervivencia por la presión y las trampas que una vez dentro haremos acopio de sabiduría  asumiendo el papel de omnipotente por los siglos de los siglos, adiós.

Si el final siempre es partir, la dirección, el destino, el conocimiento o la ignorancia, todos partimos, los pobres, los ricos, los bueno, los despiadados, los justos y los injustos, el destino final tan frágil y manipulado se convierte en reinserción de aquellos que regresan y de los que desaparecen.  Causa y efecto, equilibrio del desequilibrio, justicia universal que nuestros ojos incapaces de ver más allá del horizonte grabamos en nuestras retinas en aquellos colores que la propia mente nos deja ver.

Pero que son los sentidos cuando han perdido el norte y en medio de la tempestad solo reciben golpes. Caer para levantarse en medio de una tormenta  donde el cielo y el mar ocupan la mayor parte aun sabiendo que más adelante hay tierra firme.

Tan solo es una estancia, la propia vida, la misma vida está marcada por un calendario de fechas que suman o restan dependiendo de la edad y que pese a todo he de reconocer que un espacio importante es aquel que nos da paz o nos hace feliz.

Y que solo hay un camino que nos conduce a ello el amor.

El mal uso de las palabras han hecho perderse los sentidos y los sentidos están pidiendo a gritos tierra firme.

Nuestra voluntad, nuestros deseos son el hilo conductor que nos lleva a lo más profundo de nuestro interior y nos puede sacar de la madeja aun estando enredado en ella.

Un planeta llamado tierra, donde cada noche podemos ver las estrellas nos invita a soñar cada día   en algo mejor.

Feliz 2014

Jesús Pérez Marqués

 
<< Start < Prev 1 2 3 4 Next > End >>

Page 1 of 4