Prologo

LA NOVENA PROFECÍA

PROLOGO


La Novena Profecía es la continuación de dos libros anteriores el Sexto Sentido 999 y la Séptima puerta. Toda una vida dedicada a la búsqueda de la verdad con la honestidad de ser fiel a mis propios principios me han llevado a seguir un camino que en su diversidad de connotaciones y situaciones para buscarla he tenido que enfrentarme a las incomprensiones de espacios insólitos y pruebas necesarias que son difíciles de entender hasta dentro de los propios espacios y mucho más fuera de ellos.


Entrar y salir, continuar y permanecer firme ante mi propia voluntad de encontrar las respuestas a una vida que como todos nos enfrentamos a ella desnudos y con lo puesto, es decir el equipaje que nos lleva y nos trae a repetir con la predisposición de seguir evolucionando para alcanzar el conocimiento que nos una definitivamente con el yo personal dentro del propio conocimiento de nuestras propias vidas.


Como ya he dicho, este libro o profecía lo empece por despecho para salir de mi último libro escrito a medias y publicado a través de Internet en paginas sueltas por que como ocurrió con el sexto sentido (Normal) no he encontrado ninguna editorial importante que lo publicase ni dentro ni fuera de España. En esta ocasión no iba a ser diferente así que pronto puede que gracias a Internet pueda ver la luz en su versión completa siendo cuestión de la decisión del momento y los acontecimientos que precedan, como ya he tomado la decisión de hacerlo a atreves de su pagina personal www.lanovenaprofecia.com


Podría decir que lo que tengo que decir sobre la Novena Profecía casi esta revelado en los anteriores libros con la diferencia que dentro de sus lecturas entre lineas y la contra-prestación de nuevas visiones puedan contrarrestar el verdadero contenido que aun teniéndolo delante no hemos podido ver hasta ahora ni se le de la credibilidad necesaria mientras no seamos capaces de enfrentarnos a nuestro propio yo y a través de él, pisar en firme sobre lo firme que encontremos detrás de cada nueva realidad que la propia vida y destino nos va a poner delante de cada uno.


La verdad es que me quería alejar...


Pero de nuevo he vuelto adentrarme a los espacios que no he podido salir. La diferencia en esta ocasión es que teniendo clara la profecía y lo que va a ocurrir o esta ocurriendo para que se cumpla no podía caer en la tentación de revelarla sin más y con las mismas encrucijadas que me han traído a conocerla y permitir que se tome a la ligera algo que va a ocurrir pese a nuestras ironías o supremacías del yo que creemos omnipotente y que nos hace expertos y conscientes de nuestra propia existencia en un mundo que tomamos como eterno en la mayoría de casos, siendo el mero devenir de un soplo que apenas nos da aliento para respirar.


La empece por despecho sabiendo que lo tenia que hacer y apenas he empezado y no he podido ni me han permitido seguir escribiendo, lo más seguro quien sabe cuando podre seguir o continuar, ni si quiera el tiempo que tardare en hacerlo.


El hecho de que me haga participe de ella a través de Internet donde se encontraran diversidad de contextos, tan solo es para dejar una puerta abierta hacia la búsqueda...


Y sobre todo exponer que todo lo que tengo que decir en esta ocasión se narrara, contara o novelara de una forma sencilla donde los sentidos y los sentimientos más variopintos tengan cabida para la comprensión de todos dentro de los sentimientos más puros y simples de nuestra propia existencia.


Como anticipo no se descubrirá hasta su final que habrá sido y sera el que nos haga pensar donde se encuentra la profecía, que por supuesto descubriremos con una simple reflexión de todos los contenidos reflejados en las historias y vivencias que en algunos casos las tomaremos como nuestras por que en esta ocasión serán historias noveladas que a su vez nos alentaran a seguir leyendo por su diversidad de historias y contenidos de las mismas.

 


Llegado hasta aquí, no he visto otra forma de poderla revelar dada la situación de siempre y de ahora en la propia incomprensión y temor a lo desconocido. Y sobre todo a lo ya establecido.


Jesús Pérez marqués