Introducción

LA NOVENA PROFECÍA

Introducción

Se que fue por despecho empezar a escribir este libro La novena Profecía, sabia que tenia que salir de La Séptima Puerta y sin ni siquiera haberla terminado, abandonar lo que empece a la fuerza y en contra de mi voluntad, puede que  en la trayectoria del camino haya entendido que no podría a ver sido de otra forma y de la misma manera que tome la decisión de escribirla y entrar en cada una de las puertas que me arrastraron al conocimiento de los abismos de la oscuridad , la perturbación el desasosiego y la penumbra, también encontré luces entre las sombras que tan solo el conocimiento real con lo vivido y aprendido de El Sexto Sentido 999 podían dar las lecturas necesarias para salir pese a las agresiones de los dos lados.


Se que es difícil comprender, lo que no se sabe, lo que no nos han enseñado, los espacios que nunca hemos querido mirar y sobre todo las lecturas que nos han hecho creer que las cosas son así, sin más porque los sistemas, los intereses y las tentaciones de la materia nos conducen y nos han conducido a laberintos sin salida utilizando las verdades a medias para que ninguna fuese correlativa hasta el final.


Puede que hasta ahora no había llegado el momento y todos los intentos realizados por aquellos que han buscado y encontrado las formas de dar su conocimiento más firmes han sido sacrificados, quemados torturados, manipuladas su lecturas y perdidos en esquemas y obligaciones paganas para no desvelar la esencia de los mismos, pero puedo decir que gracias a ellos, a todos y por su puesto algunos mil veces más, han sido y son los que han subido un peldaño más a la evolución que los demás han dado sin saberlo y han hecho que ahora estemos aquí, pese a no dar crédito a tanto sacrificio y dolor  como a la propia sinrazón de lo que estamos padeciendo.


Tantas lecturas en contra, tanta información ajena cada vez que nos encontramos con una respuesta nos ha llevado y nos lleva a una confusión permanente para desistir a fuerza de agresiones de los intentos de buscar la paz, armonía y pese a ello la grandeza del amor nos alienta a seguir buscando razones para entender lo incompresible desde las diferentes posiciones para contrarrestar, salir o encontrar respuestas firmes a lo que en verdad deseamos.


La propia evolución en todos los adelantos y comodidades para vivir una vida más llevadera  y mejor han hecho que dispongamos de tecnologías hasta ahora in-imaginadas en el vivir cotidiano que hemos tomado de la forma mas natural sin pensar en las aportaciones de aquellas personas que han hecho posible que estemos aquí.


De la misma forma y pese a todos y cada uno que han entregado su vida por descifrar el misterio de nuestra propia existencia alma, espíritu y Dios han chocado con los defectos de la materia y el intrusismo ajeno y propio nos ha llevado a retroceder en vez de avanzar en la lecturas reales del conocimiento utilizado como la propia evolución en intereses personales que nos llevan a su propia trampa, la de los sentidos, los espacios y las informaciones que ni siquiera hemos sido capaces de descifrar y peor aun, una mayoría una vez descubiertas las ha utilizado para su propio beneficio en perjuicio de los demás.



No es fácil, lo se, pero todo aquel que en su intento consiga subir un peldaño, los demás lo subirán con el sin ni siquiera haberse parado a pensar el porque ni el como del antes de ayer que olvidamos con una facilidad aterradora, forma parte de la trampa que la vida nos ha tenido  preparada para cada uno de los pasos que hemos querido seguir guiados por nuestro interior.


De todas formas y en este despecho de salir para volver a entrar desde otros ángulos solo sera una lectura más de las muchas que hay y que podemos o no podemos creer pero que mientras este en mi mano no voy a permitir ningún encasillamiento ajeno a mi propia voluntad que es y siempre ha sido desvelar todo o parte de lo que en mi propia vida y con mi propio recorrido he podido descubrir.


Una profecía es algo muy serio si se sabe a ciencia cierta lo que va a ocurrir, si anteriormente la fuerza bruta arremetía contra todos los portadores de ella, ahora en nuestra época la mejor arma que han  descubierto es la de la desinformación y la confusión. Por ello guíese cada cual de su propio sentir y proceder para asimilar que si siempre ha habido personas en todos los tiempos que nos han aportado algo nuevo porque en el hoy no puede haber otras que también lo estén haciendo pese a las armas que puedan utilizar para que no se vean.


La novena profecía es o sera parte de nuestra propia asistencia en lo que individualmente como personas hemos asumido antes de venir. Y algo que como he dicho anteriormente   ya estaba escrito que seria así.

 

09/06/2010

Jesús Pérez Marqués