No he dicho nada que no haya sido dicho ya

No he revelado nada que no estuviera reflejado de otra forma.

Lo que dije ayer, es el reflejo del hoy

Lo que digo ahora el viento lo alejara en la distancia.

Lo que diga mañana tan solo tendrá el sentido de

tu propio espacio y tiempo.

El horizonte del mar, es paciente

esperando que tus ojos miren hacia la

línea recta  que une y separa el cielo y la tierra.